viernes, 17 de diciembre de 2010

Quién se merece el parecido?

Se dice que uno está con quien merece estar. Yo diría que uno no está con quien se merece, sino con quien se le parece. En cualquier caso, nuestros encuentros/ relaciones siempre dependen de cómo estamos por dentro, es decir, de la conexión entre cabeza y corazón. 

Si buscamos "curarnos" la pena con alguien, es decir, reconquistar la confianza en que somos capaces de amar y ser amados de nuevo, lo más probable es que así sea tarde o temprano. Pero, deberíamos saber identificar el momento en el que esa "cura" se transforma en veneno y toma forma de dependencia, miedo a la soledad, vacío, repetición de esquemas destructivos, etc.